Home / Gadgets / Audio / La música evoluciona, la forma de escuchar también

La música evoluciona, la forma de escuchar también

¿Cuántas veces nos ha pasado que estamos entrenando y se caen nuestros auriculares? ¿Cuántas veces nos ha pasado, que el sudor acabó con nuestra música mientras estábamos entrenando?

Somos muchas las personas que consideramos que la música es nuestro principal compañero a la hora de entrenar, sin ella no lograríamos ni el 50% de nuestras metas, ya que,  ejerce un gran poder motivador, que mejora nuestra velocidad en carrera y mantiene el ritmo mientras estamos corriendo.

En la actualidad, existen auriculares específicamente diseñados para uso deportivo, no se mueven, son resistentes al sudor y tienen una buena calidad a la hora de transmitir el sonido. Existen dispositivos clásicos, conectados con cables y otros que su conexión es por bluetooth.

After

Pero, ¿Es realmente seguro aislarse por completo del mundo exterior para entrenar?

La respuesta es NO. Los auriculares intrauriculares, van dentro del oído, y nos aíslan del medio en el que nos movemos. Si entrenamos al aire libre y nos tenemos que desplazar (bicicleta, running), cancelar el ruido ambiente puede llegar a ser peligroso: por un lado, perdemos información importante sobre nuestro cuerpo ya que no escuchamos nuestra propia respiración o nuestras pisadas, y por otra perdemos contacto con el mundo que nos rodea, lo cual puede causar accidentes. Además se pueden producir infecciones agudas o crónicas, que provienen de la humedad y sudor en el conducto auditivo externo.

“Los auriculares intrauriculares pueden causar infecciones agudas o crónicas provenientes de la humedad y sudor en el conducto auditivo externo”

Para evitar esto,  surgieron los auriculares de conducción ósea, una nueva forma de escuchar música, ¿Cómo funcionan?

Los auriculares tradicionales deportivos funcionan con la misma premisa que los de conducción ósea: reciben una señal eléctrica emitida desde una fuente (nuestro ipod, o teléfono celular) y a partir de ella generan ondas audibles. En este último punto es donde los auriculares de conducción ósea innovan, ya que lo que hacen es convertir esos impulsos eléctricos en una vibración que es transmitida a través de nuestros huesos hasta el oído interno.

Los auriculares deportivos de conducción ósea se colocan por delante de la oreja, a la altura del pómulo y desde ahí se transmiten las vibraciones hasta el oído interno. El sonido no se transmite al exterior, sino que solo puede escuchar la música la persona que los lleva puestos.

Conduccion sonora

Hoy en día, existen en el mercado diferentes marcas que varían en precio y calidad.

Head Boes

Headbones son resistentes al agua, al sudor y al polvo. Estos auriculares de diadema no muy ligeros (80 gramos) pero poseen conectividad bluetooth y micrófono integrado. Tienen la ventaja de que se pueden conectar auriculares intrauriculares si lo deseamos. Su precio ronda los $2200 pesos argentinos.

Finis DUO, son especiales para la natación, ya que estos auriculares son sumergibles hasta 30 metros, durante 30 minutos. Además su sonido es más claro cuando está sumergido en agua. Por otro lado, poseen 4 GB de almacenamiento, unas 1000 canciones o 60 horas de reproducción. Su precio ronda los 2300 pesos argentinos, pero aún no se consiguen en Argentina.

Día a día se producen grandes avances en el mundo fitness junto al universo musical, esperemos que esto siga creciendo ya que la música y el deporte son esenciales para nuestro bienestar y felicidad.

También puedes ver

De la Realidad Virtual a la Mixta con Asus

Hasta ahora, la tendencia de la Realidad Virtual (VR) se orientaba únicamente hacia la exploración …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *